Guillermo del Toro ya tiene protagonista para su remake de THE WITCHES

Después de un periodo de muy merecida celebración por su Oscar, Guillermo del Toro ya está preparando su siguiente proyecto como productor, se trata de una nueva versión del clásico de terror de 1990 The Witches que será dirigida por Robert Zemeckis (de la trilogía de Volver al Futuro, Forrest Gump, Welcome to Marwen y ¿Quién engañó a Roger Rabbit?).

La película está inspirada en el libro de 1973 del autor de Matilda y Charlie y la Fábrica de Chocolates, Roald Dahl, y cuenta la historia de un niño que descubre que hay brujas escondidas por todo el mundo. En la película (y en el libro) Luke, el héroe de la historia, pierde a sus papás en un accidente misterioso, así que debe irse a vivir con su abuela (que es la que le enseña todo sobre las brujas y cómo identificarlas), quien decide llevárselo de vacaciones para despejar su mente antes de volver a la escuela. El problema es que, al llegar a su hotel (convenientemente aislado del resto del mundo), ambos descubren que llegaron al mismo tiempo que un grupo de brujas que están ahí para asistir a una “convención” en la que su líder les va a mostrar un nuevo invento: una poción mágica que van a poder usar para deshacerse de todos los niños del mundo sin que nadie sospeche de ellas (por si no lo recuerdas, estas brujas no toleraban a los niños y tenían unas cuantas técnicas para deshacerse de ellos, como atraparlos dentro de tenebrosas pinturas).

La película de los 90, que fue dirigida por Nicolas Roeg, le produjo pesadillas (paranoia y desconfianza por todas las señoras de cierta edad) a toda una generación de niños, especialmente porque la líder del aquelarre, la bruja suprema, era una mujer intimidante que, al quitarse su máscara (porque las brujas usaban pelucas y, a veces, máscaras para ocultar su identidad y poder vivir en el mundo), revelaba la cara más horrible, una piel oscura y viscosa y unos ojos color morado que te penetraban hasta lo más profundo del alma.

Anjelica Huston fue la encargada de darle vida a la bruja suprema en los años 90, así que los estándares estaban demasiado altos y Guillermo del Toro y Zemeckis tenían que encontrar a la persona exacta para protagonizar la nueva versión.

Según Variety, el remake ya tiene a su primera protagonista y no sabemos que pensar. Según los reportes, Anne Hathaway hará el papel de la icónica villana y será la encargada de aterrorizar a Luke y a su abuela en esta nueva versión que, gracias a del Toro y a que Zemeckis está escribiendo el guion, promete ser mucho más oscura y tenebrosa que la original. Pero eso está por verse (según Zemeckis y del Toro, está versión se va a apegar más al texto original).

Como la “Grand High Witch” Huston era imponente, intimidante y hasta le agregaba una carga sexual a la película que se acercaba peligrosamente a lo NSFW (aunque no lo hizo porque era para niños). Houston, que tenía una personalidad más grande que la vida, era aterradora y electrizante, absorbía todas las miradas y en verdad te daba la sensación de que podría matarte si la hacías enojar. Ella era el corazón de la película (después del niño protagonista) y llenar sus zapatos no va a ser tarea fácil, en especial para alguien que no tiene la edad, la personalidad o el magnetismo de Houston.

Estamos acostumbrados a ver a Anne Hathaway en los papeles de la heroína, la princesa o la “girl next door”. Hathaway empezó su carrera (o por lo menos se hizo más famosa) como un princesa, y desde ese momento la han encasillado en papeles de la buena, de la mujer que llevarías a casa a presentarle a tus papás y eso, que no significa que no tenga talento, impide que podamos imaginarla como una bruja con un plan malvado para convertir niños en ratones.

Hathaway no es mala actriz, pero no tiene el mismo impacto visual que tiene Anjelica Houston (es más joven y mucho menos intimidante de lo que era la bruja original), pero recientemente nos demostró que tiene un lado oscuro al aparecer en la película Serenity (en la que interpreta a una mujer manipuladora que convence a su ex amante de asesinar a su esposo), así que merece por lo menos el beneficio de la duda.

Para todo niño de los 90, The Witches es icónica y el personaje de la bruja está relacionado con una mujer fuerte y empoderada que no pide perdón ni permiso para ser quien es y, por el momento, Hathaway no parce ser esa mujer (por lo menos no en el mismo sentido).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *