El té chino una tradición milenaria, conoce los 6 tipos

Conoce más de la tradición ancestral del té chino, usos y propiedades. Te presentamos los seis tipos de té más conocidos y más consumidos por los chinos.
Resultado de imagen de chenesse tea"

El té en China es una tradición ancestral que ha pasado de generación en generación. Sus aportes a la salud y su forma artesanal de preparación lo han hecho la bebida imprescindible en el día a día del pueblo chino.

Hay que recordar que para que un té sea reconocido como tal, debe tener como origen la planta mejor conocida como camellia sinensis. Esta se usa para elaboración de los seis tipos de té (verde, blanco, amarillo, negro, rojo, oolong).  Aunque la planta sea la misma, el proceso de elaboración es totalmente diferente. Por eso hoy te presentamos los seis tipos de té más conocidos y más consumidos por los chinos.

Té Verde chino ( Lü Cha 绿茶)

Este es el tipo de té más consumido en China, especialmente en la región centro del país. Las hojas de este té se recogen cuando aún no han madurado mucho y debido a su proceso sufre poca oxidación. El proceso impide que las hojas se fermenten, de tal modo que no pierden sus elementos nutricionales como los antioxidantes; los cuales ayudan a reducir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y cáncer.  Dentro del té chino verde existen muchas subclases. Como un dato curioso, uno de los más caros en China se cultiva en Hangzhou capital de la provincia china de Zhejiang. Se le conoce como Lonjing-cha (龙井茶) y antiguamente se servía como tributo al emperador.

Té Blanco (Bai Cha 白茶)

Este tipo de té tiene una leve oxidación de entre un 10 a 30%.  Se cultiva principalmente en la provincia de Fujian al sureste del país asiático. Sufre un proceso parecido al del té verde (muchas veces se clasifica también como un té verde, sin embargo para el proceso de este té se utilizan hojas jóvenes y yemas -parte superior de la hoja- sin abrir). Las hojas se dejan secar al sol y se procesan para evitar un exceso de oxidación o fermentación. Esto hace que conserve su sabor y su alto contenido en antioxidantes, más potente que el té verde. Tiene un color más pálido debido a la pelusilla que cubre las yemas; así como también un sabor más suave y delicado.

Té Amarillo (Huang Cha 黄茶)

Se trata de un té procesado de una manera parecida al té verde y blanco. Aunque su oxidación es muy corta y se frena con el secado de las hojas a calor seco. Tanto sus hojas como el resultado final de la infusión tienen un color amarillento. Además, las hojas suelen ir acompañadas de tallos, a diferencia de los anteriores.

Té Negro (Hei Cha 黑茶)

Es un tipo de té post fermentado y es el más procesado de todos. Su consumo es más habitual en la parte sur de China. Contiene una alta concentración de teína la cual es  alcaloide del grupo de las Xantinas, cristalino, blanco y de sabor amargo que actúa como estimulante.

Hay muchas variaciones de té negro con sus propias características. Tiene un color más oscuro y un tono denso. Un tipo de té que a menudo se clasifica como té negro es el denominado Pu’er (普洱茶). Es uno de los más excéntricos y famosos, propio de la provincia de Yunnan al suroeste de China. Este té se almacena en barricas hechas de bambú, y el proceso de oxidación puede durar de 2 a 60 años. En los últimos años se ha puesto de moda porque se cree que ayuda a perder peso, quemar grasa y eliminar el colesterol.

Té Rojo  (Hong Cha 红茶)

Esta es una variedad de té altamente oxidado. En occidente se le conoce como té negro (black tea), por lo que a veces puede crear cierta confusión con el té negro  y su variedad, Pu’er. Es probablemente el té más consumido en Europa. Su nombre se debe a la tonalidad cobre de sus hojas. Su oxidación requiere de un largo periodo, se guarda en grandes barricas.

A diferencia del té verde, el té rojo retiene su sabor por varios años, así como su color rojo oscuro característico. Es bueno para ayudar a la digestión, diurético, y mantenerse despierto debido a la cantidad de teína que contiene.

Té Oolong (Wulong Cha 乌龙茶)

Es un tipo de té semi-oxidado. Se queda entre el té verde y el negro, lo que le da un característico tono azulado. La mayoría de su producción procede de Fujian, Cantón y Taiwán. Tiene un sabor suave, más parecido al té verde, pero mantiene el fuerte aroma del té negro.

Se considera que el consumo regular del té Oolong ayuda a adelgazar y prevenir las arrugas; además de disminuir las reacciones alérgicas en la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *