Día Mundial contra el Cáncer de Mama: ¿por qué se celebra?

El objetivo es aumentar la concientización sobre la detección temprana, tratamiento y cuidados paliativos del cáncer de seno

Resultado de imagen para cancer de mama

El 19 de octubre se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de Mama. Y en general, todo octubre es considerado como el Mes de Sensibilización del Cáncer de Mama.

El objetivo de estas conmemoraciones es aumentar la concientización sobre la detección temprana, tratamiento y cuidados paliativos de esta enfermedad.

Un moño de listón rosa es el símbolo internacional del combate al cáncer de mama. Por esa razón, instituciones, empresas, equipos deportivos, personalidades, organizaciones, portan o utilizan un moño rosa para mostrar apoyo moral a las mujeres que padecen cáncer de seno.

En 1991 se utilizó por primera vez el moño rosa, ocurrió cuando la Fundación Susan G. Komen los obsequió a los participantes de una carrera en la ciudad de Nueva York, en alusión a los sobrevivientes del cáncer de mama.

A partir de dicho evento se utiliza el símbolo color rosa, que hace referencia a lo femenino y se deriva del listón rojo relacionado con la concientización del SIDA.

Durante octubre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) fomenta programas integrales de lucha contra el cáncer de mama, dando prioridad a estrategias de prevención y detección oportuna con base en la autoexploración y mastografía.

Entre las actividades que se realizan en apoyo a las personas que sufren dicha enfermedad se encuentran: carreras deportivas, iluminación en color rosa de edificios emblemáticos, y congresos médicos que reúnen a médicos y especialistas para analizar los avances en torno a la cura y tratamiento.

De acuerdo con información de la Universidad de Guadalajara, en México solo 10 por ciento de los casos de cáncer de mama son detectados en etapa uno, esto es con un tumor de menos de dos centímetros. El 75 por ciento de los casos son descubiertos hasta la tercera etapa, lo que disminuye las posibilidades de recuperación total de un 85 por ciento en la primera etapa hasta un 35 por ciento

La Autoexploración


Conocer tus senos es de vital importancia y para ello no hay nada mejor que la autoexploración mensual, pues cualquier cambio si se detecta a tiempo puede salvarte la vida.

Observa: frente al espejo, busca cambios en la forma, tamaño o superficie de la piel; especialmente hundimientos, inflación, enrojecimiento o ulceraciones. Este procedimiento deberás hacerlo con los brazos a los lados, ‘las manos detrás de la cabeza, los codos y hombros ligeramente hacia adelante y con las manos en la cintura.

Toca: frente al espejo o durante el baño, busqca bolitas, zonas dolorosas, abultamientos o consistencia diferente al resto de la mama. Este procedimiento deberás hacerlo de la siguiente manera:

  • De pie: la mano derecha en la nuca, con la izquierda toca el pecho derecho. Comienza desde arriba palpando alrededor de la mama y luego en la parte del centro. Posteriormente, revisa toda la axila y al final aprieta el pezón para ver si hay salida anormal de líquido. Explora el otro pecho de la misma manera.
  • Acostada: con una almohada pequeña o toalla enrollada debajo del hombro derecho, pon la mano derecha en la nuca, con la mano izquierda revisae el pecho derecho, palpa de la misma manera que lo hiciste estando de pie. Haz lo mismo para explorar el seno izquierdo.

Explórate 7 días después de la menstruación, si ya no reglas hazlo en un día fijo del mes. Si olvidaste hacerlo en la fecha programada hazlo cuando te acuerdes; lo más importante es hacerlo periódicamente, conocer lo que es normal y cómo se sienten las mamas dependiendo del periodo del mes, la edad o de ciertas circunstancias como el embarazo.

Es importante aclarar que la mayoría de los cambios anormales no son causados por cáncer, pero se debe acudir sin retraso con el médico, para que valore la necesidad de estudios que descarten el padecimiento.Exploración clínica de mamas

Al acudir a tu Unidad Médico Familiar (UMF), personal capacitado te ofrecerá la “exploración clínica de mamas”, que consiste en un examen con dos fases: la observación y la palpación.

En caso de que la exploración sea normal, te recomendarán volver a practicártela en un año. Si encuentran alguna anomalía, te enviarán con tu médico familiar para una nueva valoración. Esta actividad se practica a partir de los 25 años de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *