Cómo organizar tu clóset de forma correcta en cuarentena

Saca la Marie Kondo que llevas dentro.
The Best Closet Organization Ideas - Interior Design Explained

Antes de presentar la guía infalible para organizar tu clóset, debemos dar un poco de contexto.

Una de las medidas de prevención ante la pandemia del COVID-19 ha sido la implementación de una cuarentena en distintas regiones del planeta. En nuestro país, a pesar de estar en una Fase 1 de contingencia, ya se han tomado medidas drásticas para “aplanar la curva”. La campaña #YoMeQuedoEnCasa ha hecho que diferentes empresas apliquen procesos que mantengan tanto a trabajadores como usuarios y clientes lejos de probables focos de transición del Virus de Wuhan. El modelo de trabajo a distancia -home office- ha sido la técnica más efectiva para no detener los procesos laborales, permitiendo que el personal desarrolle sus actividades desde su hogar.

My Top 10 Ways to Make the Most of Your Closet - Barbara Aleks

Pero, siendo honestos, el teletrabajo nos permite tener tiempo disponible para otras actividades. Y esto no quiere decir que trabajar desde casa es menos productivo, sino que se ganan (a nuestro favor) tiempos considerables que perdemos al desplazarnos a la oficina, por el tráfico o por cualquier imprevisto que suceden camino al trabajo. Por supuesto, también la carga de trabajo se aligera un poco, lo que nos da la oportunidad de invertir esos periodos de ocio en actividades necesario que muchas veces omitimos por falta de tiempo. La limpieza del clóset es una de ellas.

El guardarropa es uno de los espacios dentro de la casa que nos permite crear looks para destacar en una entrevista de trabajo, sumar puntos en una primera cita y a destacar por medio de nuestra imagen personal. De esta forma, la ropa se vuelve un reflejo de lo que somos y de lo que queremos comunicar. Por ello, listamos algunos consejos básicos para tener un clóset en perfecto orden, y así la búsqueda de prendas resulte más fácil y efectiva.

Spring-Clean Your Beauty and Fashion Stash

Organiza por colores

Una de las formas tradicionales de organizar un clóset se basa en la colorimetría de las prendas, sin importar las texturas y la identidad de cada una de ellas (si son formales, de trabajo, de ocio) Esta forma de distribuir las piezas resulta efectiva cuando conocemos cada una de ellas y, por supuesto, cuando la paleta cromática de extiende a diferentes tonalidades. Por ejemplo, encontrar una camisa rosa que combine perfectamente con un traje gris claro resultará mucho más rápido, o ubicar las camisas de rayas náuticas para los días de verano, también, se logrará de inmediato. 

Organiza por estilo 

Organizar por el estilo de las prendas es una de las reglas que aplican la mayoría de los hombres asiduos a la moda y las tendencias. Es común que, al sumarse a las tendencias de cada temporada, tengan un amplio número de piezas de distintos formatos: de aire western, tropicales, de estampados juguetones, prendas minimalistas, de aire retro, etc. Con guardarropa amplio pero desordenado, algunas de nuestras prendas favoritas pueden “perderse”, y aquí es cuando la división de segmentos entra en acción. El primer paso es identificar la identidad de la prenda y el estilo al que pertenece, una vez hecho eso, el segundo paso nos lleva a unir las prendas que compartan algo en común; por ejemplo, ropa de playa, ropa de estilo western, de aire bohemio, prendas de elegancia clásica o prendas de denim. Trajes y prendas formales

Organiza por funcionalidad

Esta técnica es la más efectiva cuando tenemos la ropa necesaria -sin exagerar- respetando lo que un buen fondo de armario nos indica. Hablar de funcionalidad es darle prioridad a la ropa que usamos con mayor frecuencia, esta, tendrá un espacio especial al tener un fácil accesorio. Por ejemplo, si pasamos más tiempo en la oficina, es común que las prendas formales y semiformales tomen un lugar protagónico en el armario, pero eso no es suficiente. La idea es rotar, de forma constante, las piezas favoritas para darle oportunidad a otras que se quedan rezagadas en el fondo. Rotar es un buen método para no repetir. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *